Suiza-Alemania 29 julio al 16 agosto del2017

 

Suiza

Las vacaciones de este año tienen como origen  disfrutar del  premio que conseguimos con la foto de un atardecer en Mendigorria. La foto fue presentada al  “photo contest eurovelo 2016”, un concurso abierto a todo el público. El tema:  la bici. Ganaba la foto más votada a través de Facebook  y del jurado de  eurovelo. No sería  justo que no nos  a- cordásemos de todas aquellas personas que nos dieron su  apoyo en este concurso.

 

Aprovechamos  el premio, una semana por el  Rhin en bicicleta, para visitar Suiza. Estuvimos hace  un par de años, en  la aventura por el Danubio  pero teníamos ganas  de regresar y ver  algo de los Alpes  y visitar a unos amigos suizos, Gunter y Lilo. Ellos viven a los pies del lago de Thun y muy cerca de la capital de Suiza, Berna. Comenzamos a buscar medio de transporte unas semanas antes de iniciar el viaje así que como era  de esperar los precios de los distintos medios  de transporte habían incrementado. Después de sopesar una y otra vez los pros y contras de cada uno decidimos apostar por  el último, euro- lines. Autobús desde Vitoria-Gasteiz hasta Berna con varias paradas a lo largo del trayecto.

Salimos de Gasteiz el sábado 29 de julio a las 22:30. Primer sobresal- to. Desconocemos la razón por la que en los paneles de salidas de buses no quedaba claro el nuestro. De chiripa nos acercamos a uno de Alsa a preguntar y… voila. Era nuestro bus. Hay que tener cuidado con los trayectos de Eurolines y los buses que trabajan para ellos como Alsa y otras compañías. Dos choferes, uno de ellos con malas pulgas. No entramos al trapo en parte porque aparecimos a última hora.

La primera parada Bilbao. Aquí tendría lugar el único transbordo del trayecto. Y “reinaba el caos y entre la tormenta tuvimos que buscar un paraguas”. Un cristo la estación de Bilbao. Más de diez autobuses internacionales. Los paneles de información pasaban de informar al menos sobre los internacionales. Los choferes nos decían que buscásemos a una mujer de amarillo. Y la vimos de un lado para otro seguida de viajeros nerviosos. Bilbao esta construyendo una nueva estación pero debe de organizarse mucho mejor. Mala Planificacion =cuando uno paga por unos servicios que no recibe y el que menos culpa tiene es el cliente.

Preguntando se llega a Roma. Dimos con el bus y cerca de las 23:55 salimos hacia la frontera. Próxima parada antes de la frontera para repostar y de paso tomar un café con leche de maquina. Pronto el café pasaría a formar parte de un artículo de lujo al que acceder de vez en cuándo. Pero eso sería más tarde.  Ya en las cercanías de Burdeos tuve que apretar los dientes al pagar 3 euros por un café de maquina (por eso lo de establecer una comparación).

Todavia era de noche cuando abandonábamos la gasolinera de Burdeos aunque el cachondo del bus nos despertó con un “buenos días, hacemos una parada de 10 minutos”. Durante las siguientes horas abrí los ojos de vez en cuando y amanecía en una de estas veces pero atacado por el cansancio mis ojos se volvieron a cerrar. Ya no recuerdo más hasta llegar a otra área de descanso cerca de la “región de los volcanes” de la cual no sabía ni su existencia. Aquí los precios se moderaron 😔🙈 dos cafés seis euros y pasamos por el aro.  Con la panza un poco llena nos subimos al bus. Siguiente parada, a media hora escasa la horrorosa ciudad de Clermont. Al menos la primera impresión. Eran feas sus casas, feas sus calles y feo El Centro. Los edificios eran de un gris que verlo cansaba el alma y agotaba los ojos. Si hubiera tenido una maza hubiera bajado con ella aunque solo fuera para dejarla y ver si alguno de sus ciudadanos le daba por derribar algún muro gris.

De aquí a la siguiente estación una hora y media. Lyon. Elegante con el Rodano y Saona discurriendo por ella. Pero de nuevo el bus se topa con una estación que parece teñirse del poco gris que sobra en Clermont. A estas alturas del viaje me pregunto porque diablos llevan a extrañas y feas estaciones a los autobuses internacionales. Si de por sí un viaje tan largo a mucha gente se le hace largo ¿Por qué  no deslumbrar al viajero con una estación de gala vestida para la ocasión y que invite a dejar el bus y salir a pasearla?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s