Reflexiones II

“Mi amiga la pulga”

Sucedió en una noche calurosa del verano del 2008. Venía viajando con Babcia (mi bici) desde España y atravesaba parte de este continente cuando fui a parar con mis huesos a una destartalada pensión. Allí, en el mugriento colchón del catre bailaban las pulgas. Me tenían lo que se dice “acojonaito”. Y una de dos, o bailaba con ellas toda la noche o me ganaba la confianza de una de ellas. Elegi la segunda opción. A “la jefa” la fiche cuando puse los pies en la pequeña habitación que algún desangelado sin corazón llamo así. No era simpática la verdad. Esta no era de esas que con la sonrisa se la gana. Pero conseguí abrir un proceso de dialogo y hubo tregua.


————————————————————————————————————————————————-

Conversación entre el chofer y un cliente en el bus de la linea Roquetas de Mar-Almeria-Rodalquilar.

— Al medio día la guardia civil paraba autobuses en un control en Roquetas. Nos paro y tu te crees que me preguntan si llevo alguien sospechoso– Dice el chofer.

–¿Y que le dijiste?– pregunta el cliente.

— Pues que sospechosos sospechosos no.  Que solo llevaba marroquis, subsaharianos…

Me miro y me pregunto descojonandome que hubiera sucedido si el chofer dijese “un grupo de africanos y un vasco” . Estoy seguro que nos requisan hasta las gominolas.


___________________________________________________________________________________________

Y el cuadro de la noche del sábado 12 de marzo del 2011.

Por la noche se celebraba el carnaval en el bar el Cerro Negro,en Las Negras. A eso de las cuatro y poco de la madrugada se presentan dos coches de la patrulla de la policía. Salen 6  u 8 polis de los coches y surge el silencio. La música deja de sonar y los cuerpos dejan de moverse. Entiendo pero solo un poco el respeto que se tiene en Almeria a los trajes de colorines. Es algo que veo y siento.

La imagen  de esta noche es la de una caperucita roja con más pelos  en las piernas que el oso yogui firmando la multa.

El descojono total hubiera sido la de un grupo de polis disfrazados llegando  en triciclos mientras caperucita firma el “acta procesal”.


2 comentarios en “Reflexiones II

  1. Hola Arturo, leí vuestra vuelta a la península en bici.
    En cuanto a lo del chófer del autobús, yo creo que si les contesta a los de la guardia civil, que lleva un grupo de marroquies y un vasco, lo desaloja todo y se queda con el vasco.
    saludos, amigo,
    jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s